fbpx
0S/0.00

Shopping Cart

close

No hay productos en el carrito.

Return to shop
0S/0.00

Shopping Cart

close

No hay productos en el carrito.

Return to shop
motricidad gruesa

JUEGOS PARA DESARROLLAR LA MOTRICIDAD GRUESA EN LOS NIÑOS​

¿Qué es la motricidad gruesa?

Se define como motricidad gruesa como la habilidad que el niño va adquiriendo, para mover armoniosamente los músculos de su cuerpo, y mantener el equilibrio, además de adquirir agilidad, fuerza y velocidad en sus movimientos.
gruesa

¿Qué beneficios tiene la motricidad gruesa en los niños ?

  • En las primeras etapas se puede caminar con la ayuda de una persona adulta para ir fortaleciendo los músculos y adquiriendo el suficiente equilibrio para caminar por sí mismo.
  • Otro ejercicio para trabajar la psicomotricidad gruesa consiste en realizar una carrera de obstáculos que cuente con límites y en la cual los niños tengan tanto que caminar como gatear.
  • Saltar laso es otro ejercicio que ayuda a que los niños fortalezcan sus músculos y tengan control de su cuerpo.
  • Una actividad que trabaja la psicomotricidad y al manera de los gestos, es el juego del espejo, en donde una
  • persona se para frente al niño y este debe imitar cada uno de los movimientos y gestos que se realicen.

Etapas de la motricidad gruesa en los niños

Aunque estas etapas dependen en gran medida de las características biológicas y ambientales de cada persona, podemos establecer estas diferentes etapas:
  • De 0 a 3 meses: Puede girar la cabeza de un lado a otro, y comienza a levantarla, empezando a sostenerse por los antebrazos.
  • De 3 a 6 meses: En esta etapa empieza a girar su cuerpo.
  • De 6 a 9 meses: Se sienta independientemente y  se inicia en el gateo.
  • De 9 a 12 meses: Empieza a gatear para moverse y comienza a trepar.
  • De 12 a 18 meses: Comienza a dar sus primeros pasos y a agacharse.
  • De 18 a 24 meses: Puede bajar escaleras con ayuda y lanzar pelotas.
  • De 2 a 3 años: Corre y esquiva obstáculos. Empieza a saltar y caer sobre los dos pies.
  • De 3 a 4 años: Es capaz de balancearse sobre un pie y salta desde objetos estables, como por ejemplo escalones.
  • De 4 a 5 años: Da vueltas sobre sí mismo y puede mantener el equilibrio sobre un pie.
  • 5 años y más: El equilibrio entra en su fase más importante y se adquiere total autonomía motora.
La  motricidad gruesa en la etapa infantil es de vital importancia para el descubrimiento del entorno, la autoestima, la confianza en sí mismo del niño.